jueves, 17 de noviembre de 2011

EL CULTIVO DE LA MORINGA

EL CULTIVO DE
Moringa oleífera
ANTECEDENTES.-
Arbol originario de la región del Himalaya, noreste de la India y que se ha vuelto nativo en muchos países de Africa, Madagascar, Arabia, sureste de Asia, zona del Pacífico, Islas del Caribe y América del Sur.

Esta especie completamente nutricional y medicinal se está revelando como un recurso de primer orden y de muy bajo costo de producción, para prevenir la desnutrición, anemia y múltiples patologías, como la ceguera infantil, asociada a carencias de vitaminas y minerales esenciales, según la OMS, que está impulsando su cultivo y uso a nivel mundial.

La OMS y varios organismos internacionales están apoyando y avivando los emprendimientos poblacionales para que el cultivo de esta especie se vuelva infaltable en cada pueblo.

Aporta generosamente su potencial curativo, brindando sus principios activos antidiabéticos, antiinflamatorio, antivirales, antienvejecimiento gracias a sus extraordinarias propiedades antioxidantes que se encuentran en las vitaminas A,C,E,K,B o colina, la B12 o tiamina; vitamina B2 o riboflavina, la B3 o niacina, la B6, Alina, alfacaroteno, ariginina, betacaroteno, beta-sitosterol, ácido caffeoylquinic, campesterol, carotenoides, selenio, teonina, triptófano, zinc, 22 aminoácidos esenciales y muchos más.

HISTORIA Y BOTANICA
Pertenece a la familia de las Moringáceas y se la conoce en el mundo con varios nombres: árbol del rábano picante, morunga, mulangay, árbol de bequeta, reseda, árbol de las perlas, árbol Ben y muchos otros nombres populares. Ultimamente se la empezó a llamar el árbol de la vida o árbol milagroso debido a los múltiples beneficios que aporta a la salud del hombre.

Arbol que llega a medir 10 – 12 metros de altura, con copa amplia, abierta y esparcida, follaje densamente plumoso con hojas pinadas en tres y alternas.

Los frutos son grandes y distintivos, llegan a medir hasta 90 cm de largo y 12 milímetros de ancho. Las frutas alcanzan la madurez aproximadamente tres meses después del flrorecimiento y cada vaina cuenta entre 12 a 26 semillas.

HABITAT
Nativo del Sur de Asia, donde existen especies silvestres al pié de los Himalayas, desde el noreste de Pakistán hasta el norte de Bengala del Oeste. Ha sido introducido en otros lugares como Asia, Arabia, Afganistán, Sri Lanka, Africa, Florida de EE UU, Islas del Caribe, México, Paraguay, Perú, Brasil y a finales de este año se está introduciendo en la ciudad de Santa Cruz – Bolivia por la empresa Stevia Life Bolivia a la cabeza del Ing. Rafael Pando, con apoyo internacional de empresarios paraguayos como el Sr. Pastor Ocampo Arévalos y el Ing. Agr. Pedro Amarilla del mismo país.

CLIMA Y SUELOS
Es un árbol de rápido crecimiento, actualmente cultivado en varios países tropicales y sub – tropicales. La planta se desarrolla muy bien en temperaturas desde 13 a 48 grados centígrados, pero la temperatura ideal es de 20 a 38ºC, según experiencias en otros países, por debajo de los 13 grados centígrados de temperatura, la planta no florece ni fructifica. No soportan fríos extremos, tampoco exceso de humedad edáfica. Es muy resistente a la sequía y prefiere suelos bien drenados, aguanta bien de 1000 a 1800 mm de precipitación anual y lo ideal es un promedio de 750 mm anuales,

La Planta se desarrolla muy bien hasta altitudes de los 1400 msnm, hasta orillas de caudalosos arroyos y ríos, lo único que requiere es un suelo que drene perfectamente el exceso de lluvias, ya que no soporta encharcamientos.

Suelos arenosos bien drenados, profundos, ricos en materia orgánica, tolera también suelos arcillosos con buen drenaje. Suelos con pH ligeramente ácidos también son buenos para el cultivo, también soporta suelos salinos hasta 8.5 de pH.

DESARROLLO Y CRECIMIENTO
La Moringa crece con gran rapidez en las condiciones arriba mencionadas, es una especie que no requiere mucho cuidado.

Cuando las condiciones de temperatura mínimas son extremas, la planta se deshoja para no ser afectada por estas inclemencias. El bulbo tuberoso con que cuenta le provee de alimento por mucho tiempo, por tanto, cuando las condiciones climáticas son favorables, vuelve a brotar sin problema alguno.

En condiciones favorables, La Moringa en el primer año puede alcanzar alturas de hasta 5 metros, luego su crecimiento es de 2 a 3 metros por año, llegando hasta los 10 a 12 metros en su desarrollo completo.

Esta planta fructifica en el primer año, como hojas rápidamente. Durante los primeros años de vida, el rendimiento en frutas es relativamente bajo, pero a partir del tercer año un solo árbol puede producir entre 700 a 1500 o más frutos, con un promedio de entre 14 a 26 emillas por vaina.

Esta planta requiere de bastante luz solar y la mejor forma de sembrarlas es con una densidad de 3x3 a 5x5 m, en caso de una plantación para obtener semillas.

Para usar la especie como rompevientos, se siembran cada metro de distancia, controlando las podas de manera frecuente. La planta puede crecer sin necesidad de fertilizantes pero es recomendable el uso de fuentes nitrogenadas para la emisión de mayor follaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada